AGENDA SEMANAL DE ACTIVIDADES LITERARIAS

Diciembre 14, 2011 por librodearena

 

Miércoles 14

 

Encuentro con Luisa Valenzuela
Silvina Friera, Guillermo Piro, Elsa Osorio y Guillermo Saavedra conversarán con la autora sobre el entrecruzamiento del humor, el erotismo y la política en ocasión de la publicación de la novela Cuidado con el tigre y el ABC de las Microfábulas.
El gran dibujante Lorenzo Amegual, quien ilustró el ABC, y la actriz María Héguiz habrán de develar la otra cara de esta presentación jánica.
A las 19 hs.
MALBA, Auditorio, Av. Figueroa Alcorta 3415.

 

Presentación: Imágenes compartidas
Cancillería española
Con la lectura de este libro reviven en la memoria de cada lector nombres, títulos y detalles de la filmografía común y compartida de ambos países que el paso del tiempo había solapado. Se descubren datos y anécdotas sorprendentes y, sobre todo, se invita a revisar de nuevo todas aquellas películas que han construido una de las tradiciones internacionales de coproducción artística más fructíferas en el ancho mundo de la gran pantalla.
Centro Cultural de España en Buenos Aires.

 

Jueves 15

 

Entrega de Premio SADE
Entrega del Gran Premio de honor al escritor Abelardo Castillo.
A las 19 hs.
Casa José Hernández, México 524.

 

Arreglo de papeles
Arreglo de papeles propone reunir a diversos artistas jóvenes que trabajan su obra haciendo uso de las propiedades del papel, no tanto en su cualidad de soporte donde el artista puede trabajar sobre (pintando, dibujando, etc) sino más bien en su condición matérica, en sus posibilidades de color, su fragilidad y volatilidad, su definitiva precariedad. El papel, susceptible a todos los ejercicios, suscita, por un lado, connotaciones lúdicas, reminiscencias a los juegos de la infancia, a las formas escolares; y por el otro, al imaginario ecológico,su impronta ambiental, a su condición de residuo.
Artistas: Belén Romero Gunset, Juliana Iriart, Lucrecia Lionti, David Maggioni, Sol Pipkin.
Curadora: Bárbara Golubicki.
Del 15/12/2011 al 31/01/2012
Centro Cultural de España en Buenos Aires, Sede Paraná 1159.

 

Viernes 16

 

Viajera Editorial
Presentación de libros: Bengala Hotel, de Eugenia Coiro; Cuerpoadentro, de Belara Michán; Léame, de Nicolás Di Candia; Ranamadre, de Nadina Tahuil.
A las 19 hs.
Centro Cultural San Martín, Sarmiento 1551.

 

Sábado 17

 

Fiesta de la Poesía 3+1
Antología Poética Épico de 3+1
Diario de los Poetas de 3+1 diciembre
Revista Tu-Pak
Algo Mio de Erica Borja (Eldorado Misiones)
Despertando Estrellas de María del Carmen Garcia.
A las 17 hs.
Museo Etnográfico, Moreno 350.

 

Café Literario “El Arcón”
Micrófono abierto
Coordinan: Ana María Sanchis y Enid Pereda Girón.
A las 18 hs.
Café Bien Bohemio, Sánchez de Loria 745.

A Voz en Cuello en el Trobar Clus
Poeta invitado: Alberto Szpunberg y “La academia de Piatock”
El motivo es el poema: Microrreflexiones sobre un texto de Girri.
Trova: Eduardo Méndez y amigos.
Coordinan: Carlos Dariel y Eduardo Méndez.
A las 20.30 hs.
Centro Cultural Bar Mordisquito, Pasaje Discépolo 1830.

 

Domingo 18

 

La Secretaría de Relaciones Públicas a través de la Biblioteca “José Hernández” del Banco Ciudad, presenta al grupo de narradores, “Contar con voz” con el espectáculo “Bombones de naranja….cuentos de amor”.
A las 18 hs.
Jardín Botánico,  espacio “Carlos Thays”, Santa Fe 3951, C.
Se suspende por lluvia.

 

Lunes 19

 

“Edición”: Entrevista a Jacobo Siruela
Para el español Jacobo Siruela, la edición no constituye un oficio sino una pasión. Fundó la mítica editorial Siruela, que se dedicó a recuperar valiosas piezas de la literatura mundial, inéditas en muchos casos, creando colecciones célebres de literatura medieval, fantástica y más tarde, arte, ensayo y literatura contemporánea.
Continúa esta labor con Ediciones Atalanta, su nuevo emprendimiento editorial en el que ya se han publicado clásicos inhallables en español como La historia de Genji, primera novela del mundo escrita por una mujer japonesa y las memorias de Giacomo Casanova.
De visita en Argentina, dialogará en Malba junto al ensayista Rafael Cippolini sobre su particular pasión bibliófila y su tarea como editor.
A las 18.30 hs.
MALBA, Auditorio, Av. Figueroa Alcorta 3415.

 

Entrevista a Orhan Pamuk
El novelista turco Orhan Pamuk, distinguido con el Premio Nobel de Literatura en el año 2006, se presentará en Malba y hablará sobre sus obras de ficción en ocasión de la presentación en Argentina de su libro El novelista ingenuo y el sentimental.
Este libro reúne una serie de conferencias públicas que escribió el autor cuando estuvo a cargo del seminario Charles Eliot Norton en la Universidad de Harvard, las que le habían sido solicitadas bajo el lema de estimular la comprensión de la poesía «en el sentido más amplio». Remontándose a las novelas de su adolescencia y deteniéndose en las obras de Tolstói, Dostoievski, Stendhal, Flaubert, Proust, Mann y Naipaul, Pamuk explora la oscilación entre lo ingenuo y lo reflexivo, así como la búsqueda del equilibrio que se encuentra en el corazón mismo del oficio de todo novelista..
A las 20 hs.
MALBA, Auditorio, Av. Figueroa Alcorta 3415.
Los tickets se entregarán una hora antes de la presentación en la recepción del museo.

UNA NOVELA FAMILIAR

Diciembre 13, 2011 por librodearena

 

La hora de la siesta ha llegado a su fin y los integrantes de los encuentros de “Análisis y crítica de textos literarios” están más despiertos que nunca para su despedida. En esta ocasión, el coordinador del taller, Mario Méndez, comparte a Libro de arena una reseña sobre la última novela trabajada, Missing de Alberto Fuguet. Una novela tan familiar como los encuentros literarios que no dejaron dormir, pero permitieron soñar.  

 

Por Mario Méndez

 

Cada vida es una novela, dice un dicho popular. “La novela familiar del neurótico” es un tema tan recorrido de la psicología que no hace falta ser psicólogo para haber oído hablar de ella, tiene casi tanta fama –ah, la familia otra vez-, como los complejos de  Edipo o de Electra. La familia (la base de la sociedad, decían Kechichian y otros autores de Formación Cívica; “la familia socava la sociedad”, opina Carlos Fuguet, el buscado protagonista de esta novela) ha sido, es y será material literario por excelencia. Alberto Fuguet, con valentía, con poco pudor, con cierta desmesura, se atreve a sumergirse en una historia familiar de desapariciones, decepciones y búsquedas y logra una novela magnífica, que por momentos se hace imposible de dejar.

Alberto Fuguet se erige como personaje, como narrador protagonista, salvo en el largo capítulo titulado Carlos talks, que es cuando precisamente le cede la palabra a su tío ya reencontrado para que sea él quien cuente en primera persona las peripecias de una vida azarosa, extraña, que ha incluido, además del exilio, el ejército, dos divorcios y dos veces la cárcel, la decisión conciente de desaparecer de todos los lazos familiares. Una especie de Wakefield que incluye en su desaparición no ya a su esposa sino a la familia entera. Alberto Fuguet (el protagonista y también el escritor) decide, entonces, buscar a su tío. Mientras tanto, también, busca y encuentra –con relativa facilidad- a su propio padre, que es otra especie de desaparecido, o borrado, familiar. Desencuentra al primo Eddie, que también ha decidido desaparecer de los Fuguet (curioso, ese apellido catalán, cualquiera diría que tiene que ver con fugar), rechaza sin pena al desagradable abuelo paterno, al que no perdona ni aún muerto y convence a la familia (a su padre y a su tío-padrino, especialmente) de que vale la pena encontrar al perdido Carlos.

Y Alberto, protagonista y narrador, encuentra a Carlos, para vertebrar, luego de esa búsqueda, el núcleo de la historia familiar, de la historia del tío, de la novela misma. Encontrado, Carlos niega haberse perdido, primero. Encontrado, y de alguna manera rendido, Carlos acepta finalmente que se ha perdido, que necesitó perderse para ser libre, y que ahora, perdido y reencontrado, quiere –necesita- ese libro que su sobrino ya no quiere escribir y que aceptará escribir para cerrar el círculo, para meterlo nuevamente en la historia de la que se había perdido.

Missing es una gran novela. Vale la pena buscar en ella, y con ella, esas historias familiares tan, pero tan familiares, que todos sin duda conocemos más o menos de cerca, historias de la que el lector, sin esfuerzo alguno, se apropia de inmediato.

 

  Missing

 Alberto Fuguet

 Santiago de Chile, Alfaguara, 2009

Marlene

Diciembre 12, 2011 por librodearena

 

Por Daniela Pastrana*

 

Me resulta difícil decidir mi libro favorito. Lo que no me cuesta tanto es es escoger a mi autora favorita, ella es Florencia Bonelli y si tengo que elegir una de sus tantas novelas me quedo con Marlene. La historia de una mujer que lucha para superar sus miedos y defender su amor, y la de un hombre que intenta redimirse en el contexto más denigrante, también por amor.

Esta novela, en realidad la autora, llegó a mí gracias a mi sobrino que para uno de mis cumpleaños (hace ya unos cuantos años) me regaló la novelaLas Indias Blancas. Dicha historia me cautivó tanto que me llevó a leer todo lo de Bonelli publicado hasta el momento y me generó una especie de obsesión ya que cada vez que sale algo nuevo de la autora voy corriendo a la librería para ser la primera en llevarme el libro.

Por último quiero destacar la gran precisión de la autora en las descripciones, sobre todo históricas, ya que casi todas sus novelas son de época y no deja nada librado al azar a la hora de contextualizar situaciones o describir paisajes o lugares. Por esto y mucho más no recomiendo un libro, recomiendo a una autora y ella es: Florencia Bonelli.

 

  *Daniela Pastrana es mitad ama de casa y mitad empleada de su marido Pablo en el laboratorio de prótesis dentales que tiene. Divide su tiempo entre las tareas hogareñas, mal criar a sus sobrinos y la lectura.

 

Marlene 

Florencia Bonelli                                        

Mondadori, 2003                             

INAUGURACIÓN DE LA BIBLIOTECA “ANDRÉS TEJERA” EN EL HOGAR “EL POBRE DE ASÍS”

Diciembre 12, 2011 por librodearena

 

El pasado 15 de Noviembre se llevó a cabo la inauguración de la Biblioteca “Andrés Tejera” en el hogar “El Pobre de Asís”. El nombre de la misma fue elegido en homenaje a un asistente de la Institución que se ocupó hasta su fallecimiento de organizar una pequeña biblioteca en el lugar, que luego quedó en desuso.

 

—————————————————————————————————–

 

La Fundación “El Pobre de Asís” trabaja desde el año 1998 desarrollando acciones para favorecer la inclusión de los sectores vulnerables de la sociedad, tanto en los hogares y centros de día como con diversos programas de trabajo social y salud. Dentro de las tareas que realizan diariamente trabajaron, con la colaboración del Programa Bibliotecas para Armar, en la creación de la Biblioteca para difundir la lectura entre la población que concurre a los hogares.

Con motivo de la inauguración, se realizaron distintas actividades de animación a la lectura, reunidas bajo el título “Cartas escritas sin sangre”. El eje temático de las mismas giró en torno a la obra “Drácula”, la célebre novela de Bram Stoker, elegida para la ocasión por haberse cumplido durante el mes de Noviembre un nuevo aniversario del nacimiento del autor.  Durante el encuentro se proyectaron fragmentos de distintas versiones cinematográficas de la misma (la dirigida por Todd Browning, protagonizada por Bela Lugosi,  la realizada por Terence Fisher con la actuación de Christopher Lee; el “Drácula de Bram Stoker”, de Cóppola, con Keanu Reeves y Gary Oldman, y cortos animados destinados al público infantil). Se leyeron fragmentos de la novela, y otros de “Quien le tiene miedo a Demetrio Latov”,  una obra para niños de la autora argentina Ángeles Durini. Dado que ambas se encuadran dentro del género epistolar, se realizó con los presentes un juego literario, a partir de la lectura de una carta temática producida en un taller con los asistentes al hogar.

-

Biblioteca “Andrés Tejera”

Fundación “El Pobre de Asís”

Rómulo Naón 3200 – CABA

EL MUNDO DE REINALDO

Diciembre 7, 2011 por librodearena

 

Libro de arena comparte un pequeño recuerdo del escritor cubano Reinaldo Arenas al cumplirse 21 años de su fallecimiento. Se publica una breve reseña biográfica, un fragmento de su novela El mundo alucinante y un comentario acerca de la misma.  

 

Criado en el seno de una familia humilde y campesina, su adolescencia estuvo marcada por su unión a la insurrección castrista desde 1958. Con el triunfo de la Revolución, tuvo oportunidad de participar en el programa de educación del nuevo gobierno, donde su formación autodidacta se vio enriquecida por la frecuentación de dos maestros, J. Lezama Lima y V. Piñera, que avalaron sus tempranas publicaciones.

En 1962, cuando sólo contaba diecinueve años, apareció su primera y última novela editada en la isla, Celestino antes del alba, ya que el resto de su producción se publicó en el extranjero. Entrada la década de los años sesenta, fue víctima de las medidas del gobierno cubano contra los homosexuales y el acoso contra él aumentó hasta que en 1973 fue acusado de abuso sexual y arrestado: huyó y se convirtió en fugitivo por el interior de la isla, pero poco después se le detuvo y encarceló en la prisión de El Morro.

Finalmente, en 1980, por una amnistía gubernamental, pudo optar por el exilio. Se trasladó primero a Miami, donde no tuvo suerte, y luego a Nueva York, ciudad en la que se instaló definitivamente y continuó escribiendo, hasta que, enfermo de sida, decidió quitarse la vida en 1990, dejando más de veinte libros, que incluyen diez novelas, algunos poemas, relatos breves y obras de teatro.

Fuente: Biografías y Vidas.

 

-

El fraile se ha mirado las manos

 

Todas las mañanas te levantas antes de que amanezca. Abres las ventanas de tu habitación y miras para el parque donde los pájaros hacen apuestas hasta desagalillarse. Todas las mañanas caminas hasta el estante repleto de libros. Tomas uno, lo hojeas, y vuelves, refunfuñando, a colocarlo en su sitio.

Todas las mañanas entra el Presidente, Guadalupe Victoria, a tus habitaciones, y te pregunta por tu salud “¿Cómo van esos males, señor Don Servando?” “Como los de la República, de mal en peor”. Porque las batallas para ti no han  terminado. Porque no podrás olvidar que no pudiste implantar la Repúblicacentralizada; y has tenido que aceptar, aunque con protestas, este sistema federalista que todo entorpece, según no te cansas de explicar. Porque no estuviste tampoco conforme con que se dejara escapar al veloz emperador, que tanto te odió y odiaste; y, por eso, pediste para él la pena de muerte, para cortar, así, el mal de raíz y asegurar la paz, y quitar a cualquier ambicioso la esperanza de realizar sus intentos… (y aunque después halló ese fin en el cadalso de Padilla, tú no olvidarás que cuando pediste su muerte, esa solicitud no te fue concedida).

Todas las mañanas haces un recuento de tu trabajo. Y te vuelves a pasear por el balcón que da al parque, donde el escándalo de los pájaros es ahora ensordecedor. Y entras de nuevo a la habitación. Y he aquí que te sientas junto a la gran mesa de pulimento oscuro, y repasas las hojas escritas, y tanteas las que te faltan por escribir; y tomando la incómoda pluma (porque no has aceptado otra que no fuera la que usaste en San Juan de Ulúa y la que te acompañó en el Patio de los Naranjos), te pones a garrapatear sobre el papel…Alguien toca la puerta. Son las “distinguidas damas” y los hombres del gobierno, que vienen a pedirte o un consejo o que quieren que tú de solución a uno de sus tantos problemas. Oh, arúspice…hay un gran respeto hacia ti por todas esa gente que solicita tus orientaciones, o que desea oír tus afiebradas palabras. Y tú, con esa voz gastada, que tiene la gracia espontánea de lo que se repite, les dices que no puedes dar consejos, que el mejor modo de llegar a conocer es vivir. Pero vivir como los has hecho tú y como casi no lo permiten estos tiempos…; porque es terrible vivir en el tiempo de las grandes oportunidades, ya que todo sacrificio queda restado en su valor. Y eso también tú lo sabes…Luego que los visitantes se han marchado, vuelves al paseo con las manos detrás del cíngulo, hasta que ves al sol sumergirse entre los árboles, como si se introdujese dentro de un cristal distante, hasta desaparecer. Luego viene el sueño, y el planteamiento de nuevas huidas. Porque el fraile, mientras duerme, está soñando con nuevas huidas. “Desde aquel marco puedo deslizarme hasta aquella columna, rodar luego hasta la escalera, saltar la ventana y caer en el patio donde echaré a correr…” Te has levantado y caminas de nuevo hasta las ventanas abiertas, y contemplas a la ciudad, señalada solamente por las luces aceitosas que parpadean extinguiéndose y volviendo a aparecer. Te has acostado de nuevo. Ya estás, otra vez, afiebrado y soñando. Hasta que llega la mañana. Y te levantas como siempre, muy de madrugada. Y sales al balcón. Y vuelves a entrar. Y ves tu imagen, multiplicada en los innumerables espejos. Y luego caminas hasta la mesa de pulimento oscuro; y tomas una hoja, y empiezas a leer. Pero enseguida dejas la lectura, colocas las manos sobre la mesa brillante y oscura y las miras.

Las manos son lo que mejor indica el avance del tiempo. Las manos, que antes de los veinte años empiezan a envejecer.

Las manos que no se cansan de investigar ni darse por vencidas. Las manos que se alzan triunfantes y luego descienden derrotadas.

Las manos que tocan la transparencia de la tierra.

Que se posan tímidas y breves.

Que no saben y presienten que no saben.

Que indican el límite del sueño.

Que plantean la dimensión del futuro.

Estas manos que conozco y sin embargo me confunden.

Estas manos que me dijeron una vez “tienta y escapa”.

Estas manos que ya vuelven presurosas a la infancia.

Estas manos que no se cansan de abofetear a las tinieblas.

Estas manos que solamente han palpado cosas reales.

Estas manos que ya casi no puedo dominar.

Estas manos, que la vejez ha vuelto de colores.

Estas manos, que marcan los límites del tiempo.

Que se levantan de nuevo y buscan su sitio.

Que señalan y quedan temblorosas.

Que saben que hay música aún entre sus dedos.

Estas manos, que ayudan ahora a sujetarme.

Estas manos, que se alargan y tocan el encuentro.

Estas manos, que me piden, cansadas, que ya muera.

Y caminó de nuevo hasta el balcón, y vio a los árboles, deslumbrados por la claridad que les borraba hojas y contornos. Y otra vez entró en la gran habitación. Y se vistió con las mejores ropas. Y, como un bólido, salió del palacio, atravesando galerías y arrastrando alfombras.

Iba el fraile tocando a todas las puertas. Saludando y conversando brevemente sobre el tiempo yla República. Yen seguida explicaba el motivo de su visita: “Están invitados a mi extremaunción”

Y te llegó al parecer, la última mañana. Y viste las calles, como espejos blanqueados, que se extendían a tu paso. Detrás venían las comunidades religiosas, los colegios, las cofradías con sus insignias y estandartes, las clerecías cantoras de latines, y todo el pueblo. Se oyó un clarín, y luego un redoble de tambores. Y se vio emerger la compañía de infantería, tocando una marcha de guerra que llenabala PlazaMayor.

Oye esa música, fraile. Este es tu último día. Oye esa música.

Y llegaste a tus habitaciones. Todo el palacio se cubrió de murmullos. De voces. De rostros que se paseaban por los pasillos, por los grandes salones, y tocaban, suaves, a la puerta de tu dormitorio. Y entraban a tu cuarto. Y presenciaron cómo te uncieron con óleos sagrados y recibías la comunión. Y terminado el sacramento, les dirigiste la palabra, en un último discurso de quejas y reformas: Se dice que soy un hereje- dijo el frailes ya desde el lecho-, se asegura que soy masón y se anuncia que soy centralista. Todo es, compatriotas carísimos, una cadena de atroces imposturas. Y si no digo misa es porque tengo las manos destrozadas. Y no estoy en el claustro por haberme secularizado en Roma. Y no soy masón porque la masonería es un partido y yo detesto ese tipo de agrupación”…Y terminaste de hablar. Y la habitación se fue quedando vacía.

 

Fragmento de:

-

El mundo alucinante

Reinaldo Arenas

Barcelona, Montesinos, 1992

 

-

——————————————-

 

-

Por María Pía Chiesino

para librodearena

 

 

Esta novela de Reinaldo Arenas tiene como referente, la vida del sacerdote mexicano Fray Servando Teresa de Mier, que planteó desde la orden de los dominicos, que el cristianismo, y puntualmente, el culto ala Virgende Guadalupe, eran cultos aztecas, anteriores a la llegada de los españoles a América.

 

Esto le valió la acusación de hereje, encarcelamientos, exilio,  y una reivindicación de su figura, en la que se lo presentó, hacia el fin de sus días como una víctima dela Inquisición.

 

En la novela, publicada en 1969,  Arenas trabaja la tensión y el conflicto del intelectual con el poder. Su rebeldía,  las persecuciones, los encarcelamientos y los exilios padecidos, por pensar diferente.

 

Y, básicamente, por tratarse de un religioso se insiste en la necesidad  de los otros de explicar o de entender el sustento ideológico de  esta lectura rebelde que Servando hace sobre el cristianismo, aún a riesgo de ser acusado de hereje. Esta rebeldía lo lleva a la cárcel, y, en consecuencia, le genera una pulsión hacia la huida. Ambas situaciones están trabajadas en la novela,  de manera hiperbólica. Así, cuando se lo presenta encadenado, en una celda, no hay parte alguna de su cuerpo que no esté cubierta de cadenas y cerrojos.  El narrador llega a describir como el fraile tiene cadenas en cada uno de sus cabellos.

 

Esta tensión entre persecución y huida está presente durante toda la novela. Incluso, en el momento en el que se acerca su muerte, se la menciona como huida…Y en este momento de despedida,  nadie, excepto él, entiende muy bien a quién se está despidiendo. De ahí su necesidad  de aclarar que no tiene vínculos con la masonería, pero tampoco con Roma.

 

Es particularmente conmovedor, ese momento en el que el relato se detiene;  cuando Fray Servando contempla sus manos.

 

En ese momento, en el que el personaje vive en el Palacio Presidencial, y en el que es un hombre que se aproxima al final de sus días, se refiere a sus manos diciendo que “no se cansan de abofetear las tinieblas”, y “que solamente han palpado cosas reales”.

 

Me parece entender, en esta última mirada, que es un breve repaso por su vida, que el personaje (quien vive tranquilo, a salvo de persecuciones y atendiendo las consultas triviales de los allegados al poder), no se retracta en absoluto de nada de lo que afirmó en su vida.

 

 Ya es un hombre anciano. Ya no puede romper conla Iglesiadesde el púlpito. No está en condiciones de ir a la cárcel, ni de afrontar una persecución. Se acomoda, y, en las cercanías del poder,  en su conciencia íntima, ese lugar al que nadie más que él tiene acceso, sigue pensando lo mismo que en su juventud, no se arrepiente, no se retracta.

 

 Solamente mira sus manos  vuelve a su infancia por un momento, entiende su presente y presiente su partida cuando dice: “Estas manos, que ayudan, ahora, a sujetarme (…) Estas manos que me piden, cansadas, que ya muera”

 

AGENDA SEMANAL DE ACTIVIDADES LITERARIAS

Diciembre 7, 2011 por librodearena

 

Miércoles 7

 

Taller poesía ante la incertidumbre, un puente entre España y América.
A cargo de: Alí Calderón – Raquel Lanseros – Fernando Valverde.
De 11 a 14 hs.
Centro Cultural de España en Buenos Aires, Paraná 1159.

 

Presentación del libro: Néstor por todos.
A las 12 hs.
Av. Paseo Colón al 100.
Informes: 4129-2497.

 

Presentación de los  libros: La cuadratura de la redondez, de Ariel Magnus; Loser, de Robertita; Sexybondi, de W. Cucurto.
A las 19 hs.
LeBar, Tucumán 422.
Presentación Antología: Nuevos Poetas en Español.
Participan: Carlos Aldazábal – Alí Calderón – Federico Díaz Granado – Jorge Galán – Damsi Figueroa – Raquel Lanseros – Fernando Valverde – Ana Wajszczzur.
A las 19 hs.
Centro Cultural de España en Buenos Aires, Paraná 1159.

 

Cierre del ciclo Los clásicos de Argentores, con la presentación de cuatro libros.
A las 19 hs.
Sede de ARGENTORES, Pacheco de Melo 1820.
Informes: 383-8520.

 

Ciclo Libro marcado
Una autobiografía de lector. El lector y sus circunstancias reconstruidas a través de las marcas y subrayados en los libros. Como detectives intentaremos reconstruir la escena del crimen.
En ocasión de los 10 años del museo, Libro marcado invita en cada encuentro a un escritor y a un artista visual de la colección permanente del museo, a rastrear los subrayados, anotaciones y marcas en sus libros y recorrer las situaciones vitales en que fueron hechas junto a Cecilia Szperling.
Idea y presentación: Cecilia Szperling
Participan el escritor Pedro Mairal y la artista visual Magdalena Jitrik.
En esta ocasión, Rosario Bléfari acompañará el encuentro con música en vivo.
A las 19.30 hs.
MALBA, Av. Figueroa Alcorta 3415.

 

Viernes 9

 

Presentación del libro: El cardón más grande del mundo de Leo Occhipinti y Xuan González.
Narración: Sasa Guadalupe.
Ediciones Línea Serpentina.
A las 17 hs.
Casona de Flores, Morón 2453.

 

Sábado 10

 

Vientos Contrarios
Coordinan: Carlos Alberto Roldán y Susana Santamarina.
Micrófono abierto.
A las 18 hs.
Contacto Pub, Bacacay 1715.

 

Lunes 12

 

Presentación de la antología realizada por los integrantes de la Clínica de escritura poética de la Biblioteca Nacional: Antología 2010-2011. Clínica de escritura poética
Como cierre de la actividad del año 2011, la Clínica de escritura poética organiza la presentación de una antología que reúne el trabajo de sus integrantes, realizado durante 2010 y 2011. El libro se presenta con una lectura de poemas, la proyección de un video y la presentación de músicos que acompañarán la actividad.
A las 19.30 hs.
Biblioteca Nacional, Sala Augusto Raúl Cortazar, Agüero 2502.

 

Martes 13

 

Ediciones Abran Cancha presenta sus: muchos libros divertidos.
Con la participación de:
Bachata Batata, la payasa del Plata; Calórica; Carpeta; Christian el guitarrsita; Curry; Keruza a Secas; la bailadora Negra María; la Gran Pulpa; Lara Border; Mackenzie; Roberta Cheka; Yetha; Zero; los autores y los ilustradores.
A las 19.30 hs.
La Casa de la Lectura, Lavalleja 924.

 

Convocatoria 

 

IX Concurso Internacional de Ensayo Pensar a Contracorriente

Información:
El Ministerio de Cultura de Cuba, el Instituto Cubano de Libro y la Editorial de Ciencias Sociales convocan al IX Concurso Internacional de Ensayo Pensar a Contracorriente. El premio estimula la circulación del pensamiento silenciado y marginado.
Aspira a contribuir a la estructuración de un activo sistema de ideas en el campo de las Ciencias Sociales y de la cultura.      www.escritores.org
El ensayo – entre 20 y 40 cuartillas – debe enviarse antes del 15 de enero de 2012
Concurso Internacional de Ensayo Pensar a Contracorriente

Con el objetivo de reconocer y difundir el pensamiento crítico sobre los problemas y desafíos del mundo contemporáneo desde una amplia perspectiva anticolonial y antimperialista, el Ministerio de Cultura el Instituto Cubano de Libro y la Editorial
de Ciencias Sociales convocan a la IX edición del Concurso Internacional de Ensayo Pensar a Contracorriente.
Este premio estimula la circulación del pensamiento hoy disperso, silenciado y marginado de los grandes circuitos de dominación, aspira a contribuir a la estructuración de un activo sistema de ideas en el campo de las Ciencias Sociales y de
la cultura, promoviendo al cambio a la resistencia y al poder hegemónico.

A continuación las bases en los cuatro idiomas del concurso para 2012
IX Concurso Pensar a Contracorriente

1. Podrán participar autores de cualquier país con un ensayo inédito, en español, portugués, inglés o francés (o traducido a alguna de estas lenguas), que no debe estar comprometido para su publicación ni haber obtenido premios en otros concursos.
2. El ensayo no debe poseer menos de 20 cuartillas ni exceder las 40. Una cuartilla pautada está compuesta por 1 800 caracteres (30 líneas por 60 caracteres cada una), para un total admisible de 36 000 a 72 000 caracteres.
3. No se aceptará más de un trabajo por autor.
4. El ensayo deberá enviarse antes del 15 de enero de 2012 en archivo adjunto (preferentemente. rtf, aunque también .doc., o en ficheros de formatos abiertos, como odt), en una sola copia y un solo mensaje, debidamente identificado con el nombre y la
dirección actual del autor, así como una breve síntesis de su Currículo Vitae, a esta dirección electrónica:
contracorriente@cubarte.cult.cu Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla. El autor debe recibir confirmación de la recepción de su trabajo por parte de la Oficina del Concurso, para dar como notificada la participación de su texto en el certamen.
5. Un prestigioso jurado internacional otorgará un Premio Único, consistente en 1 000 Euros. Se otorgarán las menciones que el jurado estime pertinentes, sin que ello implique retribución monetaria.
6. Se publicará un libro con el trabajo premiado y una selección de ensayos enviados. El Instituto Cubano del Libro se reserva los derechos a la primera edición de los textos participantes, reserva válida durante un año a contar desde el cierre de la convocatoria.
7. El fallo del jurado será inapelable y se dará a conocer en La Habana en febrero de 2012, durante la Feria Internacional del Libro de Cuba.
8. La participación en el Concurso implica la aceptación de estas bases.

PALABRAS RETOCADAS

Diciembre 6, 2011 por librodearena

 

 

Libro de arena propone en su sección de “La vida breve” acercar textos ficcionales sobre la lectura. En esta oportunidad se publica un fragmento de la novela Las palabras de Jean-Paul Sartre. 

 

Al principio del verano, antes de que mi abuelo hubiera terminado los cursos, las dos mujeres y yo nos íbamos a Arcachon. Nos escribía tres veces por semana: dos páginas para Louise, un post scriptum para Anne Marie, y para mí una carta entera en verso. Para que mi felicidad fuese mayor, mi madre me enseñó las reglas de la prosodia. Alguien me sorprendió garabateando una respuesta en verso, me animaron para que terminara, me ayudaron. Cuando las dos mujeres echaron la carta, se reían a más no poder, pensando en el estupor de mi abuelo. Recibí, a vuelta de correo un poema a mi gloria; contesté con otro poema. Al convertirse en costumbre, abuelo y nieto estaban unidos por un nuevo lazo; se hablaban, como los indios, como los chulos de Montmartre, con una lengua prohibida para las mujeres. Me dieron un diccionario de rimas y me hice versificador; escribía madrigales para Vevé, una rubita que no dejaba su mecedora y que moriría unos años después. A la niña le tenía sin cuidado: era un ángel: era un ángel; pero me consolaba de esta indiferencia la admiración de un amplio público. He encontrado algunos de estos poemas. Cocteau dijo en 1955 que todos los niños, menos Minou Drouer, tienen ingenio. En 1915 lo tenían todos menos yo; escribía por imitación, por ceremonia, para ser persona mayor; escribía sobre todo porque era el nieto de Charles Schweitzer. Me dieron las fábulas de la Fontaine. No me gustaron: el autor las hacía como se le ocurría; yo decidí volver a escribirlas en alejandrinos. La empresa superaba a mis fuerzas y hasta creí notar que hacía sonreír; fue mi última experiencia poética. Pero estaba lanzado; pasé de los versos a la prosa y no me costó ningún trabajo volver a inventar por escrito las apasionantes aventuras que leía en Cri-Cri. Ya era hora: iba a descubrir la inanidad de mis sueños. En mis cabalgatas fantásticas yo quería alcanzar la realidad. Cuando mi madre, sin quitar los ojos de la partitura, me preguntaba:”Poulou ¿qué estás haciendo?”, a veces ocurría que rompiese mi voto de silencio y le contestase: “Estoy haciendo cine”. En efecto, Trataba de arrancar las imágenes de mi cabeza y de realizarlas fuera de mí, entre muebles y paredes verdaderos, tan brillantes y visibles como los que chorreaban en la pantalla. En vano; ya no podía ignorar mi doble impostura: fingía ser actor, fingiendo ser un héroe.

Apenas empecé a escribir, dejé la pluma para regocijarme. La impostura era la manera, pero ya he dicho que para mí las palabras eran la quinta esencia de las cosas. Nada me turbaba más que ver a mis patas de mosca perdiendo poco a poco su brillo de fuego fatuo en la deslucida consistencia de la materia. Era la realización de lo imaginario. Un león, un capitán del Segundo Imperio y un beduino, caídos en la trampa del nombramiento, entraban en el comedor; se quedaban allí para siempre, cautivos, incorporados por los signos, creía haber anclado mis sueños  en el mundo de los arañazos de una pluma de acero. Hice que me dieran un cuaderno, un frasco de tinta violeta; Puse en la tapa:”Cuaderno de novelas”. La primera que terminé se llamaba “Por una mariposa”. Un sabio, su hija, y un joven explorador atlético suben el curso del Amazonas buscando una mariposa preciosa. El argumento, las personas, el detalle de las aventuras, hasta el título están tomados de un relato ilustrado aparecido el trimestre anterior. Ese plagio conciente me liberaba de mis últimas inquietudes: todo era verdad forzosamente, ya que no inventaba nada. No tenía la ambición de que se publicase, pero me las había arreglado para que me la imprimiesen por adelantado y no trazaba ni una línea que no estuviese garantizada por mi modelo. ¿Me tenía por un copista? No. Por un autor original. Retocaba, rejuvenecía; por ejemplo había tenido el cuidado de cambiar los nombres de los personajes. Esas ligeras alteraciones me autorizaban a confundir la memoria y la imaginación. En mi cabeza se formaban unas frases nuevas y totalmente escritas con la implacable seguridad que se presta a la inspiración. Yo las transcribía, ellas tomaban para mí la densidad de las cosas. Si, como comúnmente se cree, el autor inspirado es, en lo más profundo de sí mismo, otro distinto de sí, conocí la inspiración entre los siete y los ocho años.

Nunca me engañó esa “escritura automática”. Pero el juego me gustaba también por sí mismo; como era hijo único podía jugar sólo. A veces detenía la mano, fingía que dudaba para sentirme, con la frente ceñuda, con la mirada alucinada, un escritor. Por lo demás, por snobismo adoraba el plagio, y como vamos a ver, lo llevaba hasta el extremo.

 

Fragmento de:

 

Las palabras

Jean-Paul Sartre

Buenos Aires, Losada, 1965

CRONOLOGÍA RUIDOSA

Diciembre 5, 2011 por librodearena

 

En el marco del taller de “Análisis y Crítica de textos literarios”, una de las participantes de esos momentos de literatura a la hora de la siesta compartidos en la Casa de Bahía Blanca, nos ha dejado una cronología acerca de Antonio Yammara, a propósito de El ruido de las cosas al caer, de Juan Gabriel Vásquez.

 

Por Edit Marinozzi

para librodearena

-  

1970 - Nace en Bogotá.

1982 -12 años- Conoce a escondidas de sus padresla Hacienda Nápoles, propiedad de Pablo Escobar, una de las haciendas más extensas de Colombia, y centro de operaciones del zar de la cocaína. Atraía a los niños porque tenía más de 200 especies de animales exóticos, hipopótamos, jirafas, elefantes, cebras y avestruces, fue difundida en un reportaje en la televisión, y era de acceso público.

1984 -14 años- Pablo Escobar mató o mandó matar a su perseguidor más ilustre, Rodrigo Lara Bonilla, ministro de Justicia.

1986 -16 años- Pablo Escobar mató o mandó matar a Guillermo Cano, director del periódico El Espectador.

1989 -19 años- “Ya era un adulto y no había votado todavía”, cuando murió Luis Carlos Galán, candidato a la presidencia del país, asesinato mostrado por la tv, la manifestación vitoreaba a Galán, las ráfagas de la metralleta.

Poco después, Escobar hizo volar a un avión un Boeng 727-21 para matar a un político que ni siquiera iba en él. El político era César Gaviria, su segundo perseguidor más ilustre.

1993 –23 años- diciembre- Atrapan y matan al zar de la cocaína.

1994 -24 años- se graduó con honores como abogado con una tesis sobre la locura como eximente de responsabilidad judicial en Hamlet.

1995 -25 años- pasa a ser el titular más joven de la historia de la cátedra de Introducción al Derecho.

Luego de la discusión académica con sus alumnos, apenas ocho años menores que él, frecuenta los billares de la calle 14, “lugares llenos de humo donde ocurría la otra vida, sin doctrinas ni jurisprudencias”, donde hacía apuestas de poco dinero y tomaba café con brandy. Terminaba el día a veces con uno o dos colegas en esos bares, a veces con alumnas en su cama. (Vivía en un 10º piso.)

Una tarde de marzo, se encuentra con Aura Rodríguez, una antigua alumna, en un ciclo de Buñuel, en un cine de la calle 24.

Un par de semanas antes de Navidad, pasan por la tele del salón de billares el asesinato del político conservador Álvaro Gómez, hijo del uno de los presidentes más controvertidos del siglo y él mismo candidato a la presidencia. La noticia siguiente habla del desperdicio del gobierno en no aprovechar los bienes de Escobar, a casi dos años de muerto el capo. Pasan imágenes dela HaciendaNápolesy un parroquiano, Ricardo Laverde dice: “A ver qué van a hacer con los animales. Los pobres se están muriendo de hambre. Qué culpa tienen ellos de nada.” Este comentario hace que se interese por el hombre. Se entera de que es un “ex convicto”, y se a van acercando. Sabe que espera la llegada de su mujer, a la que quiere mucho. Se lo cuenta mientras caminan hasta la puerta de la casa-pensión, donde se despiden.

No lo ve en el interludio de esa época de fiestas porque Aura, con la que lleva saliendo varios meses, aparece en su casa cinco días antes de Navidad, con una maleta y le dice que está embarazada. “Tengo seis semanas”. “Trae todo. Estamos listos.”

21 de diciembre- la primera ecografía. Sería una niña y tendría perfecta salud.

(El mismo día que un avión que hacía la ruta Miami-Cali se estrellara con ciento cincuenta pasajeros.)

Le gusta pensar que será padre a los 26 años. Nombra a un novelista polaco que habla de la línea de la sombra, que es cuando un hombre siente que es dueño de su propia vida: el escritor es Joseph Conrad.

31 de diciembre- eligen llamar Leticia a la niña.

1996- primer día hábil del año- Se encuentra con Laverde en los billares de la calle 14, quien quiere escuchar un casete. Van a la casa de la poesía. Laverde, después de escuchar el casete, sale corriendo. Lo alcanza en la calle y lo escucha decir “en el avión venía mi mujer”. Los dos reciben balazos. Ricardo Laverde muere.

La bala que le atravesó el vientre sin tocar órganos, pero le quemó huesos y tendones, se alojó al final en el hueso de la cadera, a un palmo de la comuna vertebral. Tres días de cirugías.

Sufre de fiebre- grita- tiene ataques de claustrofobia.

Siente primero odio hacia Laverde, que cede para dar paso al odio hacia su propio cuerpo. Quiere que sus padres, que lo visitan en la clínica, se vayan.

Lo aíslan porque los demás pacientes se quejan. Le explican cómo aplicarse dosis de morfina con el disparador.

Pasó a su casa. Aura lo cuida mientras la niña crecía en su vientre.

El miedo, dijeron los médicos, se llamaba estrés postraumático.

“Puede tener problemas con su vida íntima. La libido es lo primero que se va. Toda disfunción es normal.”

Tiene crisis de llanto, incluso cuando retoma las clases. Una noche, cuando su mujer viene del shower, intenta hablar con él de sus miedos, porque se había extendido entre el alumnado la idea de que él no iba a salir de la situación. Y ella le dice: “Antonio, Bogotá no es una ciudad en guerra. No es que haya balas flotando por ahí, no es que lo mismo nos vaya a pasar a todos”.

“Tú no sabes nada”, quiso decirle, “tú creciste en otra parte. No hay terreno común entre los dos.”

Esa misma noche ella le dice que la niña nacerá en una semana, tal vez por cesárea.

Al día siguiente, al entrar al aula encuentra que los alumnos habían exhibido en el tablero un dibujo erótico y burdo con la inscripción “El profesor Yammara la introduce al derecho”. Sale a la calle desesperado.

1996- Una mañana de agosto nace Leticia, por cesárea. Siente un instantáneo profundo amor cuando ve a su hija recién llegada.

Deja de andar por la calle 14, no frecuenta los billares, dice “así perdí una parte de mi ciudad, una parte de mi ciudad me fue robada.” Se compara con los personajes de “Casa tomada”, de Cortázar.

El médico le hablaba de agorafobia (y él sentía que sufría una claustrofobia violenta).

Le aconseja que escriba un diario. A él los diarios siempre le habían parecido ridículos, una vanidad, “la ficción de que nuestra vida importa”. Y solo registra la grafía de cierre de un signo de interrogación.

1998- “Poco después de que terminara el mundial de fútbol en Francia, y poco antes de que Leticia cumpliera un año de vida” (nota de la cronóloga: si bien el dato del mundial es correcto, Leticia iba a cumplir 2 años. Aquí se desconoce si el autor quiso hacer quedar como despistado al narrador, si fue el autor el propio despistado, y en ese caso, si también lo fueron sus correctores, editores y jurado).

No pasan taxis para el norte de la ciudad (donde él tendría una cita médica), y sí los que iban al centro, pensó primero que nada se le había perdido allí, pero después “allí se me ha perdido todo”.

Así es que vuelve al centro, más de dos años después que recibiera los disparos. Pregunta a la camarera del bar de la esquina del suceso si recuerda la muerte de Ricardo Laverde, pero ella dice que no.

Va a la casa-pensión de Laverde, la casera le da el casete y allí sabe del contenido: era el casete con la caja negra del avión. Ahora entendía por qué el hombre había salido corriendo dela Casade la poesía.

La casera no vuelve, y deja una nota con su nombre y apellido completos.

Demora su llegada a casa porque no podía mezclar los recuerdos del contenido de la caja negra con su vida con Aura y Leticia, y entró a un cine porno.

1999 -jueves santo- Recibe una llamada telefónica: es la hija de Laverde que quiere comunicarse con él, lo invita a su casa quiere que vaya a hablarle de su padre, a contarle lo que sepa.

Esa noche, su mujer compró un regalo para ambos, un consolador. “Hace tres años, Antonio. Y yo te quiero, y estamos juntos.” Él toma tres pastillas de analgésicos, se ducha y se va a dormir. Cree que la única forma de curarse es investigar la verdad de por qué asesinaron a Ricardo Laverde.

Viernes santo - Viaja de madrugada haciaLa Dorada, donde vive Maya Fritts, la hija de Ricardo Laverde.

Llega al mediodía. Maya es apicultora. Lo hospeda, le muestra una caja de mimbre llena de documentación que buscó sobre su madre y su padre.

Sábado – Reconstruyen la historia de los padres de Maya. Ella, voluntaria de los Cuerpos de Paz, y él, un hijo de una familia colombiana venida a menos, que fue aviador. El interesante contexto que este tramo descubre es la relación entre los Cuerpos de Paz, y el uso que se hizo de lo que supuestamente debían enseñar a los campesinos, a autoabastecerse con los cultivos, alfabetización, etc. “Déjame que te cuente lo que está pasando con la marihuana”. Nixon buscando liberar a los EE.UU. de la invasión de la hierba, el voluntario amigo de ellos, Mike Barbieri “un verdadero pionero” les había enseñado cosas a los campesinos. Cosas técnicas, dónde sembrar mejor para que no se vea, cómo empaquetar. Y el padre es el que viaja en avioneta, y lo detienela DEA.

Domingo de Pascua – Van a visitar el zoológico de lo que queda de la hacienda en Escobar (creen que lo conocieron de niños por la misma época).

Tiene con Maya una relación íntima, sin usar el miembro viril. Parece que sigue con disfunción eréctil.

Lunes a la mañana – Vuelve a su casa. Su mujer se ha ido con la niña sin dejar rastros, solo le deja mensajes en el contestador. Él espera que lo vuelva a llamar. Y ahí es un final abierto.

Otro mensaje en el contestador: le pedían que dirigiera una tesis sobre la venganza como prototipo legal en La Ilíada (“un proyecto absurdo”).

2009 – A mediados de año ve por televisión que matan a los hipopótamos del antiguo zoológico de Pablo Escobar. (Es su magdalena. Como en Proust, un sentido, en su caso visual, le despierta la memoria).

Alguna vez escuchó que un hombre debe contar su vida a los cuarenta años. A él le faltan semanas, decide contar unos cuantos días, y  pone en marcha su relato. “Esta historia, como se advierte en los cuentos infantiles, ya ha sucedido antes y volverá a suceder”.

Lo que contará será el tramo de su vida en que conoció a Ricardo Laverde, el piloto, que, según entiende “es un Wakefield al revés” (nombre del personaje del cuento de Hawtorne, que da nombre al título).

En el relato que escribe no solo caen aviones, sino que también caen las vidas de los personajes, y un país entero.

Han pasado 10 años. No sabemos si recuperó a su mujer y su hija. No sabemos si recuperó la potencia o, simplemente, sublimó esa carencia escribiendo este tramo de su historia.

 

Enlace relacionado: Junto a Juan Gabriel Vásquez

 

¡BIENVENIDA, BIBLIOTECA!

Diciembre 1, 2011 por librodearena

-

El jueves 24 de noviembre el CAF Nº 3 ubicado en el Barrio Rivadavia I del bajo Flores, con el apoyo del programa Bibliotecas para armar, abrió las puertas de su nueva biblioteca a toda la comunidad.

Las narradoras Silvia y Susana, formadas en el Curso de Narración oral y lectura en voz alta, contaron cuentos a los chicos de la institución. Fueron historias que nos transportaron a mundos imaginarios donde todo es posible. 
Como toda ceremonia inaugural, fue entre todos que se cortó la cinta verde y, desde ese momento, los chicos pudieron comenzar a zambullirse entre los libros.
-
-

FIN DE AÑO

Noviembre 30, 2011 por librodearena